Blog Home

La importancia de una carta de recomendación laboral

Cobee Team |

Una carta de recomendación laboral es tu principal apoyo en un proceso de reclutamiento o de selección de personal.

Se trata de un documento (o reseña digital) en el que un jefe, mánager o mando superior de tu anterior empresa certifica tus aptitudes positivas como empleado o empleada. 

La persona encargada de su redacción puede ser responsable directa o indirecta, lo importante es que el texto hable positivamente de tus cualidades como profesional y que provenga de un profesional con cierta autoridad.

Esta será tu principal arma a la hora de certificar tus habilidades ante Recursos Humanos.

La carta de recomendación laboral debe acompañar siempre tu currículo. Y si cuentas con perfil en plataformas dedicadas a la búsqueda de empleo, aparecerá de manera visible como un mérito más.

Table of Contents

Qué es una carta de recomendación laboral

A diferencia de lo que muchas personas puedan pensar, las cartas de recomendación laboral no pertenecen al pasado. 

De hecho, una carta de recomendación puede ser tu as bajo la manga en un proceso de búsqueda de empleo con mucha competencia.

Todo suma en una época en la que el número de profesionales cualificados aumenta y hay poco margen a la hora de marcar la diferencia. 

Hoy en día, disponer de una especialización,  un máster o cualquier otro mérito es algo habitual en ciertos sectores. Una carta de recomendación laboral suma y mucho. Puede ser tu única herramienta de diferenciación. 

Y es que, una carta de recomendación laboral certifica, más allá de lo que un candadito pueda contar, que realmente es excelente (cuanto menos, apto) para el desempeño de ciertas funciones. 

Así que, la importancia de la carta de recomendación laboral no ha cambiado. Quizás sí su formato. 

Las cartas de recomendación se integran hoy en día en funcionalidades de plataformas tan importantes a la hora de buscar empleo como LinkedIn.

Cómo redactarla

Una carta de recomendación laboral debe ser breve, más aún si la subimos a una red social o plataforma online. Y su misión es la de convencer a quien la lee de que eres el candidato idóneo para contratar.

Eso no significa llenar la carta de recomendación laboral de cumplidos. Simplemente, atestiguar qué funciones has realizado y con qué nivel de excelencia, sobre todo cuando este ha sido muy alto. Además, debe hacerlo de forma objetiva. Así como tus aptitudes personales más destacables a la hora de facilitar un buen ambiente de trabajo.

Lo más idóneo es que las funciones o tareas destacadas en la carta tengan que ver con aquellas que se te pedirán en la nueva empresa. Lo mismo ocurre con el talento o aquellos rasgos de tu personalidad que son destacables y contribuyen al buen funcionamiento de la misma.

Cosas que no pueden faltar en una carta de recomendación laboral

Una carta de este tipo no tiene que ser extensa, pero sí destacar ciertos elementos imprescindibles: 

  • La identificación del trabajador o trabajadora sobre la que se está redactando esta carta de recomendación laboral.
  • La presentación de quien suscribe la carta de recomendación laboral. En ella debe dejar constancia del cargo que le fue asignado durante la etapa profesional referida.
  • Las habilidades, logros, etc. del trabajador en cuestión durante el desempeño de actividades o puestos de trabajo específicos.
  • La firma de la persona que la redacta, el logo y el sello de la empresa a la que pertenece, así como un número de teléfono o correo electrónico de contacto.

Existen otro tipo de informaciones que podemos mostrar en una carta de recomendación. Sin embargo, y puesto que no debe excederse, estos serían los más útiles.

Modelos de carta de recomendación laboral

Existen varios tipos o modelos de carta a los que podemos acudir a la hora de abordar un proceso de selección. Aquí vamos a destacar los dos más habituales:

  • Cartas dirigidas: Son aquellas redactadas para una persona en concreto, por ejemplo, el responsable de RRHH de una corporación explícita. En este sentido, la carta debe ser muy concisa y hablar en un tono más personal, aunque siempre formal.  Aunque lo más importante, en este sentido, es que la carta de recomendación laboral recoja solo tus éxitos y cualidades en torno a tareas que, presuntamente, deberás desempeñar en esa nueva firma. Así como las cualidades personales que puede estar buscando ese departamento.
  • Cartas abiertas: Son aquellas que el candidato puede presentar en cualquier proceso de selección, sin importar el sector o tipo de empresa. En este caso, las bondades a las que haga referencia deben ser más generalistas, apelar a la responsabilidad, la puntualidad, la perfección, el compromiso, etc. Se trata de cartas muy efectivas cuando no se sabe muy bien qué deparará el futuro laboral.

Existen otro tipo de recomendaciones. Sin embargo, lo importante, sea cual sea la tuya, es que responda a los criterios de transparencia, honestidad y brevedad.

¿Sabías que tu personal valora tener un departamento de RRHH que implemente planes de beneficios?

Consulta con nuestros expertos sin compromiso cómo

¿Quieres estar al día sobre beneficios para empleados?