Blog Home

Qué cubre un seguro de vida

Cobee Team |

Suele ser una pregunta recurrente entre quienes se acercan por vez primera al término: ¿qué cubre un seguro de vida? El tipo de coberturas asociadas a un seguro de vida no siempre están claras. De hecho, a pesar de su popularidad, existe aún mucha desinformación al respecto. Veamos qué cubre un seguro de vida y otras consideraciones importantes a tener en cuenta antes de su contratación.

Table of Contents

Tipos de seguros de vida y coberturas

En España, se calcula que el 42% de la población tiene un seguro de vida, ya sea individual o un seguro de vida colectivo. Eso nos deja una cifra de más de 20 millones de personas. 

Sin embargo, como señalamos antes, hay quienes aún no tienen claro cómo funciona un seguro de vida. Tampoco los tipos de seguros de vida que existen ni las coberturas a las que dan acceso. 

Cierto es que existen multitud de seguros de vida. Las entidades financieras y aseguradoras lanzan productos muy flexibles y personalizados al mercado. Sin embargo, podemos dividir todos ellos en una serie de categorías principales. Hagamos un repaso rápido:

  • Cobertura básica de un seguro de vida.

Los seguros de vida básicos o con una cobertura básica responden ante el fallecimiento de las personas que los han suscrito. Se trata de una fórmula, dentro de los seguros de vida, que permite dejar cubiertos económicamente a los familiares más cercanos. 

Este tipo de seguros contemplan distintas causas de muerte: natural, por enfermedad, por accidente, etcétera. No quedan al amparo de la cobertura básica el suicidio, las negligencias o las imprudencias. También es posible que se excluyan los accidentes provocados por la práctica de deportes de alto riesgo, por catástrofes naturales o en situación de conflicto bélico.

Estos seguros pueden ser temporales y renovables, o de vida entera.

Descárgate el ebook de la Gran Renuncia
  • Seguro de vida extra o ampliado

Este seguro de vida incorpora la cobertura básica por fallecimiento del titular y suma otras garantías adicionales. Por ejemplo, por accidente o por enfermedad grave que impida al beneficiario proseguir con su actividad profesional. Los seguros de vida más completos de este tipo, también denominados seguros de vida a todo riesgo, incluyen situaciones de invalidez por accidente, además de servicios sanitarios adicionales.

  • Seguros de ahorro o supervivencia

El capital depositado a través de las primas puede ser rescatado por el asegurado una vez se jubile. Estos seguros de vida constituyen una fórmula de ahorro habitual y un complemento efectivo a la pensión. El seguro también puede servir a su titular para hacer frente a imprevistos económicos en el futuro.

  • Seguros de vida profesional

Este tipo de seguro de vida está pensado para personas autónomas. Cubre desde el fallecimiento hasta la invalidez permanente absoluta o total. Además de por enfermedad. El seguro se hace cargo de los gastos del sepelio y, en ocasiones, mantienen coberturas de ayuda familiar por orfandad.

  • Seguro de vida hipotecario

Ante causa de muerte o invalidez, el seguro se hace cargo de las obligaciones hipotecarias contraídas, así como otro tipo de préstamos, y aún no subsanadas. Un balón de oxígeno para las familias, que de lo contrario podrían tener por su estabilidad económica. 

En España, casi la mitad de los seguros de vida son de carácter temporal y con posibilidad de renovación. La mayoría, además, se ajustan a primas de pequeña cuantía, de menos de 300 euros al año.

¿Sabías que tu personal valora tener un departamento de RRHH que implemente planes de beneficios que incluyan seguros de vida?

Consulta con nuestro equipo sin compromiso

¿Quieres estar al día sobre beneficios para empleados?