Blog Home

Evolución de los vales de despensa: del papel a una tarjeta universal

Sergio |

Los vales de despensa son una de las prestaciones superiores a la ley más conocidas en México debido a su gran utilidad y por el tiempo que llevan implementándose; sin embargo, justamente por ser unas de las más tradicionales, deben enfrentarse a una evolución.

El siglo XXI trajo un sinfín de avances, que, incluso, se están quedando atrás con el paso de los años.

Por ejemplo, las tarjetas financieras o bancarias han cobrado mayor relevancia y se han complementado con más tecnologías como la automatización.

A esto se suma que las empresas han buscado una mejor experiencia de usuario en los beneficios que brindan a sus colaboradores y los vales de despensa no son la excepción.

A continuación, te contaremos todo lo que debes saber de esta prestación y cómo han cambiado con el paso del tiempo.

Tabla de contenidos

¿Qué son los vales de despensa?

Empecemos con lo básico. Quizá hayas escuchado de este beneficio, pero desconozcas para qué y cómo sirven exactamente.

Su nombre lo dice todo. Se trata de una prestación pensada para que los colaboradores de una empresa puedan canjearlos en supermercados, tiendas de autoservicio, de alimentos y hasta farmacias.

Usualmente, se han caracterizado por estar hechos de papel, funcionando tal y como si fueran un billete que tienes que intercambiar en algún establecimiento.

Esta modalidad se sigue presentando en algunos sectores del gobierno, aunque también poco a poco han migrado al uso de una tarjeta como es el caso de la Ciudad de México o Puebla.

Sin embargo, esto representa varias incomodidades para los trabajadores como una gran cantidad de papel en su billetera, compleja administración e, incluso, son un daño para el medioambiente. 

¿Cómo se manejan los vales de despensa?

Los vales de despensa son de los beneficios más comunes que otorgan las empresas; sin embargo, debes tener presente que no son obligatorios como sí lo son otras prestaciones: las vacaciones, el aguinaldo o el reparto de utilidades, por mencionar algunas.

Tomando en cuenta esto, es decisión de cada empresa el otorgarlos o no.

Conllevan varias ventajas, una de las principales es que, al formar parte de la previsión social, son deducibles de impuestos tanto para la empresa como para el colaborador.

Una más es que son una herramienta para las empresas para lograr la fidelización de sus empleados, ayudándoles a atraer más y mejor talento.

Mientras que los trabajadores notan un incremento en su retribución.

vales-de-despensa-
Los vales de papel quedaron atrás. Crédito: Pexels

Los vales de despensa hoy

Regresando al tema de cómo eran antes, sin duda, la principal característica era el papel. Afortunadamente, hoy en día existen opciones más accesibles y funcionales como Cobee, un servicio de beneficios que unifica todos estos en una sola tarjeta.

De esta manera, se dejan en el pasado los vales de despensa tradicionales y las desventajas que implican.

Por ejemplo, ahora, basta con ir a un establecimiento donde acepten este beneficio con tu tarjeta Cobee y pagues con ella.

Así no solo dejarás a un lado el papel, sino también la tarea de contar con tu propia mano cuántos has gastado, ya que Cobee automatiza todo el proceso.

Por medio de su aplicación, puedes observar cada uno de tus movimientos y checar tu saldo.

Es más, hasta puedes pagar tu comida ordenada en aplicaciones con tu tarjeta, algo que no era común anteriormente con los vales tradicionales de papel.

Una ventaja más de esta modalidad es que los vales no caducan, permitiendo su acumulación y el poder gastarlos solo cuando se necesite.

De esta manera, los vales de despensa se consolidan como uno de los mejores beneficios en México, estando siempre a la vanguardia y en constante evolución.

¿Quieres estar al día sobre beneficios para empleados?