Blog Home

¿Me voy a quedar sin trabajo por culpa de la Inteligencia Artificial?

Ainara Cabello |

La tecnología, la automatización y las inteligencias artificiales han avanzando a gran velocidad estos últimos años, y esto es solo el principio. Las IAs se han creado con el objetivo de cambiarnos la vida y transformar todos nuestros ámbitos. Este avance tecnológico se ha visto reflejado con la llegada de herramientas de acceso público que han revolucionado nuestra capacidad creativa e intimidado a miles de trabajadores y trabajadoras. Ahora, es posible generar ilustraciones, descripciones de texto, imágenes hiperrealistas e incluso entablar conversaciones con la IA. 

El mercado laboral ya ha empezado a sufrir y notar la llegada de las inteligencias artificiales. Muchos empleados y empleadas empiezan a expresar su miedo a ser sustituidos por estás herramientas. ¿Puede la IA acabar con los puestos de trabajo que hoy en día conocemos? 

Tabla de contenidos

¿Qué son las IAs?

La definición de la Inteligencia Artificial (IA) es tan compleja como definir la inteligencia humana, por ello, aún carece de una definición formal, oficial y universalmente aceptada. 

Según la Comisión Europea, la IA es un sistema de software y/o hardware  creados por seres humanos que, cuando se enfrentan a tareas complejas, operan en el ámbito físico o digital realizando tareas como, percepción de su entorno; la capacidad de adquirir y comprender datos, estructurados y no estructurados, y razonamiento basado en el conocimiento, es decir, son capaces de procesar información derivada de datos y tomar decisiones óptimas para alcanzar los objetivos marcados.

La transformación del trabajo

Si echamos la vista atrás y navegamos un poco por la historia, la humanidad siempre ha recurrido a herramientas para mejorar su productividad y alcanzar sus objetivos de manera más sencilla. Cuando se construyeron las pirámides, los trabajadores cargaron con las piezas, hoy en día contamos con la ayuda de grúas para realizar ese tipo de actividades. Nadie se ha quejado nunca de ese cambio, ya que ha supuesto una mejora en la calidad de vida y esfuerzo de las personas. 

Lo mismo sucede con las calculadoras, antes eran personas las que se encargaban de contar y hacer cálculos, ahora esas tareas son automatizadas y han logrado mejorar la eficiencia y la capacidad de trabajo con números. 

Sin ir más lejos, a comienzos del siglo XX, nadie hubiera imaginado que en unos años habría una profesión llamada “youtuber”. De hecho, muchos de los puestos de trabajo que existen en la actualidad no existían en 1900. Con la llegada de las IAs y demás herramientas, es posible que surjan nuevos puestos de trabajo que hoy en día no podemos ni imaginar.

La IA y los recursos humanos

En la actualidad, la IA es uno de los ámbitos más prometedores y novedosos en la gestión y organización de los trabajadores y entornos laborales. En el estudio ‘Realidad y perspectivas de la Inteligencia Artificial’ (2018) realizado por PricewaterhouseCoopers (PWC) se reveló que cada vez más organizaciones valoran el potencial de las inteligencias artificiales para la gestión de sus equipos. Dicho estudio afirma que el 32% de los departamentos de recursos humanos en empresas tecnológicas y de otras áreas, están rediseñando sus estructuras organizativas con ayuda de las IAs. 

Algunos de los usos de la IA dentro del sector de los recursos humanos que ya empiezan a implementarse son; el análisis de curriculums, entrevistas de trabajo, evaluación y selección de candidatos y candidatas, gestión de datos de reclutamiento, personalización de la experiencia de usuario  y entrevistas a empleados y empleadas. 

Las labores de los equipos de recursos humanos y gestión de talento con el respaldo de la inteligencia artificial potenciada pueden brindar a los empleadores información objetiva e imparcial sobre los candidatos y candidatas incluso antes de la contratación, siempre y cuando puedan acceder a datos sobre posibles perfiles. Esto conlleva una gran mejora en cuanto a la creación de mecanismos de protección para los trabajadores y trabajadoras y la prevención de riesgos en los ámbitos de la seguridad y la salud a nivel individual. 

En un escenario ideal, las herramientas de análisis de recursos humanos pueden asistir a los empleadores en la toma de decisiones adecuadas con respecto a su personal. Aportarles datos e información relevante sobre las necesidades y opiniones de los trabajadores y trabajadoras. Pueden tener un mayor control de los niveles de satisfacción y conexión de sus plantillas con la organización, y de este modo evitar la rotación del personal. 

Del mismo modo, la IA puede optimizar herramientas de gestión y control de los planes de beneficios sociales que disponen y utilizan los trabajadores y trabajadoras de la empresa, para facilitar el trabajo diario de los equipos de recursos humanos.  

¿Cuáles son las profesiones que podrían ser sustituidas por las IAs?

El impacto de la inteligencia artificial está siendo significativo en varias industrias y profesiones. Estas son algunas de las profesiones que podrían verse afectadas por la automatización y la IA:

Conductor: El avance y la implementación de vehículos autónomos pueden afectar a conductores de camiones, taxis y vehículos de reparto.

Manufactura y ensamblaje: Tareas repetitivas en fábricas, como la línea de montaje, pueden ser automatizadas con robots y sistemas de IA.

Atención al cliente: Los chatbots y sistemas de atención al cliente basados en IA pueden reemplazar una serie de funciones de las tareas de atención al cliente.

Contabilidad: La IA puede automatizar tareas de contabilidad, análisis financiero y detección de fraudes.

Derecho y justicia: La IA puede ser útil en la revisión de documentos legales y el análisis de casos, pero no puede reemplazar la toma de decisiones legales.

Periodismo y escritura: Los nuevos sistemas de redacción automática facilitan e imitan las redacciones de los profesionales de este sector, pero aún no pueden igualar la creatividad y la comprensión humanas.

Recursos Humanos: La IA puede ayudar en la selección y el reclutamiento de personal, pero no puede reemplazar completamente la gestión de recursos humanos ni el trato personal entre empleador y empleado y empleada.

Educación: La IA se usa para personalizar la enseñanza y el aprendizaje, pero los profesores siguen siendo esenciales para la educación. 

Servicios financieros: Los chatbots y asistentes virtuales pueden hacer muchas tareas en servicios bancarios, como consultas de saldo, transferencias y agilizar operaciones realizadas hasta ahora por los profesionales de este sector.

La IA está cambiando nuestra realidad tal y cómo la conocíamos y aunque puede automatizar ciertas tareas, seguirá creando nuevas oportunidades laborales en el desarrollo y mantenimiento, así como en la supervisión y toma de decisiones que requieren habilidades humanas únicas, como la creatividad, el juicio ético y la empatía. Habilidades que a día de hoy es inimaginable que algún día puedan ser reemplazadas por la IA. La implementación de la IA es un complemento a las capacidades humanas en lugar de una sustitución completa en muchas profesiones y deben ser recibidas como una ayuda para las tareas más repetitivas y automatizables del mercado.

Con los planes de beneficios y la retribución flexible de Cobee tu empresa mejorará la motivación de tu equipo

Descubre cómo mejorar la vida de tu equipo con Cobee. Reúnete con nuestro equipo

¿Quieres estar al día sobre beneficios para empleados?