Hacia el futuro de los planes de compensación y beneficios

por | 30 Nov 20

Los planes de compensación y beneficios se encuentran en una encrucijada. La Covid-19 ha hecho saltar por los aires los hábitos de millones de trabajadores y trabajadoras (y con ellos sus preferencias y prioridades laborales y personales) empujando este tipo de planes empresariales hacia un cambio inevitable.

Y es que, desde la última crisis económica, los empleados y empleadas buscan, más que nunca, mayores cuotas de salud y bienestar incluso por encima de un aumento de salario.

Responder a dichas expectativas es el reto de los nuevos planes de compensación y beneficios de las compañías españolas, retos que fueron debatidos y analizados por quienes tomaron parte en una de las mesas del último Congreso Factor Humano, celebrado el pasado 12 de noviembre, y que contó con la participación de voces expertas como José Ángel López Palomo, responsable corporativo de Compensación y Beneficios en OHL; Carlos Martínez Álvarez, director de RRHH, Alta Dirección y Compensación en Mapfre; Javier Vidaurreta, Chief Talent Officer en WPP; Mónica Andradas, Head of Compensationand Benefits Mediterranean Region en EY, o Ignacio Travesi, VP of Sales en Cobee, este último como moderador. Todos ellos, participantes con amplia experiencia a sus espaldas en grandes corporaciones internacionales, pusieron sobre la mesa la urgencia del cambio y de la adecuación a las nuevas necesidades de las plantillas de los planes de beneficios.

Un cambio inevitable para responder a un nuevo perfil de trabajador

Que los planes de compensación y beneficios deben reorientarse es un hecho que los responsables de RRHH y Dirección de las empresas españolas han constatando hace ya varios años.

Los trabajadores y trabajadoras han cambiado en la última década, lo ha hecho el perfil de sus puestos cada vez más tecnológicos, cada vez más digitales, cada vez más interconectados y globales; lo ha hecho la forma en que desempeñan sus labores, menos individualista, más flexible en horarios y en asunción de responsabilidades, y lo ha hecho su pirámide de valores dentro y fuera de la empresa.

¿Cómo no modificar entonces los antiguos planes de beneficios y compensaciones? Los empleados del presente no tienen nada que ver con aquellos que trabajaban para estructuras verticales y estos nuevos reivindican otras necesidades.

El impacto de la pandemia y la ley del teletrabajo sobre los planes de compensación

Con una pandemia sanitaria y la denominada ley del teletrabajo intentando llenar el vacío legislativo en torno a una modalidad de prestación de servicios que se torna más que necesaria, articular planes de compensación y beneficios que respondan a la actual situación es urgente si las empresas desean que estos puedan cumplir su función: mejorar las condiciones laborales de los profesionales más allá de las meramente económicas.

Hacerlo cuando la incertidumbre es máxima en torno a la salud pública y al futuro económico del país brindará una importante herramienta a los departamentos de RRHH para mantener el ánimo de sus trabajadores.

Este ha de ser el compromiso de la empresa para con su plantilla, la misión del departamento de RRHH y uno de los principales valores de la compañía.

Hay quién aún se pregunta si realmente es este el momento de dar un golpe al timón, si no sería más adecuado esperar a que todo pase. La respuesta es no, las situaciones excepcionales precisan de medidas igualmente singulares, este es el momento preciso para reformular los planes de compensación y beneficios porque es ahora cuando los profesionales los necesitan, y porque cuando la pandemia haya finalizado, una nueva realidad, con nuevas necesidades y desafíos.

Hacia soluciones digitales e innovadoras en los planes de beneficios

La digitalización permite a las empresas ofrecer a sus empleados y empleadas un nivel de personalización y decisión hasta ahora imposible a un bajo coste. Paquetes diseñados a la carta que un profesional puede personalizar a golpe de clic desde la app de su teléfono móvil.

Internet ha puesto en bandeja un sistema flexible, de gestión directa y capaz de personalizar cualquier producto y servicio hasta cotas insospechadas a cambio de un coste mínimo de tiempo y dinero en gestión, recursos y procedimientos.

mesa de compensación

Planes de compensación y beneficios: desafíos tras la Covid-19

Cómo hemos señalado, los planes de compensación que se diseñen en el presente servirán para hacer frente a los nuevos desafíos del mercado de trabajo en los años venideros.

Servicios la carta: hacia la máxima personalización

Este ha de ser el camino hacia la restructuración de los planes de compensación y beneficios, aquel que posibilita el hecho de que cada trabajador o trabajadora pueda adecuar los beneficios y compensaciones ofrecidos por la empresa a sus propias circunstancias, convirtiéndose en el propio administrador y decisor de su plan de beneficios.

La apuesta de los departamentos de RRHH por una estrategia de remuneración personalizada que se materialice en paquetes retributivos totalmente individualizados es el quid de la cuestión para garantizar el éxito de este tipo de acciones.

La comunicación como elemento clave

Sin embargo, alcanzar el punto anterior pasa irremediablemente por mejorar los canales comunicativos entre la empresa y los empleados. 

El departamento de RRHH ha de ser capaz de escuchar a los trabajadores para lograr el diseño efectivo de planes de beneficios acordes a las nuevas expectativas.

La comunicación tiene un papel fundamental en las organizaciones a la hora de presentar propuestas de valor a los empleados, es decir, propuestas que respondan a sus necesidades reales, que recojan aquellos beneficios que realmente demandan.

Trabajadores en equilibrio, trabajadores más eficientes y comprometidos

Los nuevos planes de compensación y beneficios han de convertirse en un pilar fundamental de la política de empresa hacia sus trabajadores con el fin de mantener un nivel óptimo de satisfacción en el seno de la plantilla.

Pero para ello, los departamento de RRHH deberían reducir drásticamente la carga de trabajo operativa para centrarse en las personas, al fin y al cabo, el capital humano es el principal valor de una empresa.

Cuando los beneficios logran atraer más talento

Mejorar la percepción que los trabajadores tienen de su trabajo, de su empresa y de ellos mismos es un objetivo alcanzable de la mano de planes de compensación y beneficios acertados, atraer y retener el talento en las empresas, otro.

Estamos hablando de convertir dichos planes en un arma de seducción capaz de conquistar a todos esos perfiles profesionales que buscan mejores condiciones de trabajo, ventajas que les aporten mayor estabilidad, serenidad, capacidad adquisitiva y seguridad.

Rendimiento, compensación y flexibilidad: de la mesa de debate a la empresa

De vital importancia resulta debatir, pero más importante es tomar conciencia de la necesidad de iniciar el cambio y de hacerlo ahora. 

Los planes de compensación y retribución no pueden seguir suponiendo un lastre para los departamento de RRHH, estos deben tomar las riendas de la revolución y apostar por una estrategia que ponga el foco en las personas y convierta dichas acciones empresariales en una apuesta por la flexibilidad y el rendimiento.

Porque pagar mejor a los empleados no significa pagarles más, porque conceder la plena libertad a cada trabajador para ser dueño de su propio plan de compensación es la solución, porque integrar todos los beneficios en una misma plataforma digital que facilite esta disponibilidad no es una opción sino una acuciante necesidad, porque los beneficios tradicionales han de ser revisados para que las plantillas puedan consumir los beneficios que quieran y cuando quieran en pro del interés propio y de su compromiso para con la entidad.

¿Quieres saber más sobre el nuevo consumo de los beneficios?

Puedes descargarte nuestro último Informe de salud: La importancia de la salud para los empleados españoles aquí.

 

También te interesará: