Blog Home

El impacto del salario emocional en la Experiencia del Empleado

Maria Bullón |

El salario emocional cada vez está más presente en los comités de empresa, las reuniones de RRHH para captar y retener talento y, en definitiva, las prioridades de los empleados. Cualquier empresa que sea medianamente consciente de las necesidades de la plantilla sabrá que hoy en día la flexibilidad, la formación bonificada o las facilidades de conciliación tienen un impacto directo en el empleado.

Y esto, simplificando las cosas, es el salario emocional: una forma de compensación no económica que busca el bienestar del empleado. Ya no se trata de una nómina a fin de mes sino de acompañarla de una serie de beneficios y momentos que representen el salario emocional dentro de la Experiencia del Empleado

Tabla de contenidos

1. Qué es el salario emocional

El salario emocional es una forma de remunerar a los empleados a través de beneficios no económicos que buscan mejorar su bienestar y calidad de vida. Estos beneficios van desde las medidas de conciliación de la vida personal y laboral, los servicios de bienestar físico dentro de la empresa o formación continuada a la carta, hasta las acciones de gamificación y team building, entre otros.

Numerosas encuestas e informes constatan que los empleados que mejoran su calidad de vida en la empresa, también mejoran su satisfacción y productividad. Caminamos hacia un modelo de compensación total donde facilitar el día a día de los empleados tiene casi tanto peso como la retribución económica. 

¿Sabías que cada vez más empresas se pasan a la Compensación Total?


Pásate a la Compensación Total y descubre el valor de cada tipo de compensación: Dineraria + Especie + Emocional

2. Origen del término «salario emocional»

Aunque el uso del término se ha duplicado en los últimos años, sobre todo dentro del journey de la Experiencia del Empleado, ya se puso la mirada en esta forma de remuneración hace más de 10 años. 

Uno de los primeros en hablar de salario emocional fue Octavius Black, CEO de Mind Gym, que hablaba de 5 pilares fundamentales: 

  1. Reconocer a los empleados la importancia de su trabajo
  2. Comunicar a cada empleado/a qué se espera de él o ella
  3. Confirmar que cuentan con los recursos necesarios para realizar su trabajo
  4. Establecer canales de comunicación transparentes y fluidos
  5. Crear un buen ambiente laboral y cuidarlo

Más allá de atacar uno a uno los pilares, Black partía de una premisa imprescindible: la empatía y conexión con los demás. Una teoría perfectamente aplicable a la empresa, donde la relación empleador-empleado mejorará hasta límites insospechados conforme la empresa empatice con su plantilla y sus necesidades. 

Nos identificamos subconscientemente y empatizamos más con otras personas cuando podemos ver algo de nosotros mismos en ellas.

Octavius Black

3. Beneficios para las empresas

Más allá de poder catalogarlo como tendencia, el salario emocional es una realidad con un amplio número de beneficios:

  • Permite mejorar la compensación total sin aumentar el presupuesto
    Este hecho facilita mucho las cosas a todas esas empresas que no tienen la posibilidad de ofrecer grandes sueldos a nuevos talentos.
  • Reduce el absentismo
    Ofrecer al empleado medidas de conciliación y flexibilidad efectivas, evitará que este tenga que ausentarse del trabajo periódicamente sin causa justificada.
  • Disminuye la rotación de las plantillas
    Incrementar la felicidad de los trabajadores reducirá la excesiva rotación de la plantilla y ayudará a conquistar perfiles interesantes sin necesidad de acudir a subidas salariales.
  • Permite a las pymes competir con las grandes empresas en la captación de talento
    El salario emocional da la posibilidad de crear paquetes a la carta e híper personalizados de servicios muy demandados en la actualidad.

4. Ejemplos de salario emocional

Como veíamos antes, los empleados con mayores facilidades en su empresa, trabajarán más felices y motivados y, por lo tanto, serán más productivos y creativos. Podríamos volver a copiar aquí la lista de Black, pero vamos a bajarla un nivel, con ejemplos concretos.

Algunas de las medidas que cubre el salario emocional con impacto directo en el bienestar del empleado son: 

  • Conciliación personal y laboral
    – Flexibilidad horaria
    – Teletrabajo bajo demanda
    – Días extra para asuntos propios
  • Recursos
    – Gastos del equipo en casa (silla, mesa, pantallas adicionales…)
    – Elección de equipo de trabajo
    – Espacios propios: sala de lactancia, guardería, sala de desconexión digital, gimnasio…
    – Fruta, café y té…
  • Formación y desarrollo profesional
    – Plan de carrera
    – Idiomas
    – Talleres
    – Formación continua
  • Beneficios sociales
    Plan de Retribución Flexible
    Beneficios personalizados
  • Comunicación y reconocimiento personal
    – Intranet
    – Reuniones one to one
    – Evaluaciones de desarrollo
    – Sesiones mensuales de empresa
  • Cultura de empresa
    – Respeto, igualdad, confianza y transparencia
    – Valores de la empresa
    – Sostenibilidad
    – Responsabilidad Social Corporativa

Cada vez las empresas apuestan por modelos de trabajo más abiertos, transparentes y empáticos. Los empleados se han situado en el centro de la empresa como motores de la transformación digital y son los responsables de que la reputación de una empresa pueda subir o caer. Las etiquetas de “Best place to work” o las estrellas en Glassdoor ya no son un juego, son una ventana a futuros candidatos y clientes potenciales.

¿Sabes cuáles son los factores más importantes en la experiencia del empleado?

Descubre en nuestra Guía sobre Experiencia del Empleado cómo pueden impactar en la productividad de tu plantilla

¿Quieres estar al día sobre beneficios para empleados?