Tarjeta transporte: Consigue ahorros en cada viaje

por | 26 Sep 19

Los desplazamientos al trabajo se llevan buena parte de nuestro sueldo dependiendo de en qué ciudad vivamos y los kilómetros que disten entre nuestra vivienda y centro laboral, por eso la retribución flexible para la contratación de tarjetas transporte es cada vez más demandada.

Por ejemplo, los madrileños son los españoles qué más tiempo pasan en transporte público, una media de 62 minutos al día, por necesidad, según un estudio lanzado por Moovit el pasado año. Les siguen de cerca los barceloneses, con 50 minutos; los malagueños, con 49, y los zaragozanos, con 48 minutos diarios.

Según esta app, que analiza datos estadísticos sobre el uso del transporte público en diversas ciudades españolas e internacionales, en Madrid, el 63 % de los usuarios dedica un promedio de dos horas a sus desplazamientos diarios en días laborables.

Esto significa que aquellos trabajadores que se desplacen de forma habitual dentro de la ciudad estarán pagando cerca de 546 euros al año en abono transporte para una tarifa normal. 

La cosa se complica en la medida en la que nos alejamos. Quienes se trasladan desde otros municipios limítrofes de la comunidad autónoma podrán llegar a pagar 993 euros anuales y quienes lo hacen desde localidades cercanas pertenecientes a las provincias de Toledo o Guadalajara (lo cual es muy habitual), incluso 1.318 euros.

Con estos datos sobre la mesa, no es de extrañar que la mayoría de trabajadores y trabajadoras que acuden diariamente a sus centros de trabajo en transporte público busquen fórmulas de ahorro o ventajas fiscales que reduzcan sus gastos en desplazamiento.

 

Tarjeta transporte: abarata el desplazamiento al trabajo de tus empleados

Uno de los grandes objetivos de cualquier compañía es mantener satisfechos y agradecidos a sus trabajadores y trabajadoras, de esta forma, la plantilla se sentirá respaldada y motivada, lo cual redundará en una mejora del ambiente y la productividad. La retribución flexible contribuye enormemente a conseguir un elevado nivel de bienestar entre los empelados.

 

A través de este sistema, tu compañía proporcionará enormes ventajas a la plantilla:

 

Favorecerá el ahorro de los trabajadores y aumentará así su poder adquisitivo sin necesidad de enfrentarse a subidas salariales.

Facilitará el uso de transporte público entre todos ellos, lo cual redundará de forma positiva en la política medioambiental de la empresa así como en sus prácticas sostenibles.

– Mejorará los accesos a la compañía, al impedir el colapso del tráfico rodado en las inmediaciones y el consecuente riesgo de accidentalidad in itinere.

 

La exención del IRPF de las tarjetas transporte

Gracias a este sistema de tarjetas para cubrir desplazamientos en transporte público al trabajo, tus empleados podrán ahorrarse en el bono transporte hasta 1.500 euros al año gracias a la exención de IRPF, siempre y cuando el importe recibido como retribución flexible no supere el 30 % del salario anual del trabajador.

Pero no solo eso, además de abaratar el coste del abono transporte, el trabajador conseguirá incrementar sus beneficios gracias al ahorro en otros capítulos decisivos para el equilibrio de la economía doméstica, como por ejemplo, el uso cotidiano del coche y todo lo que conlleva: combustible, revisiones, cambio de aceite y filtros, desgaste de ruedas, peajes, pago por estacionamiento, etc.

Además, la tarjeta o ticket transporte es un capítulo deducible en el cálculo de la base imponible del Impuesto de Sociedades, por lo tanto, no solo redundará en un ahorro para el empleado como parte de sus beneficios sociales sino en una ventaja para la empresa.

 

¿Quieres conocer más sobre un plan de beneficios a la medida de tu negocio?

También te interesará:

Share This