Blog Home

Así puede influir el teletrabajo en la carrera profesional

Ruben Folgado |

El teletrabajo en España ha pasado de ser casi una entelequia a convertirse en uno de los factores más valorados a la hora de decantarse por un empleo. Tanto el sector público como el privado se vieron obligados a transformar sus procesos por la llegada de la pandemia del covid-19, pero, dos años después, trabajar en remoto ha pasado a ser lo cotidiano en muchos sectores.

Pese a ello, todavía hay empresas que ven con mucha reticencia la implantación de esta modalidad (ya sea total o parcialmente). Y en muchas oficinas ya se comienza a hacer balance de estos meses de semipresencialidad: ¿es positivo para una carrera laboral seguir trabajando desde casa? ¿Es posible perder oportunidades de ascenso por no acudir al centro de trabajo? ¿Tienen los mismos derechos y obligaciones los empleados y empleadas que van todos los días a la oficina que los que trabajan desde su casa en la playa?

Tabla de contenidos

Así es la situación del teletrabajo en España

El ‘Spain is different’ también se ha relacionado con el concepto del teletrabajo. A pesar de la digitalización y la gran expansión de las redes de fibra óptica que hay en España, la cultura de la oficina ha estado más arraigada aquí que en otros países del entorno. Según la Encuesta de Población Activa (EPA), elaborada por el INE, en 2019 solo el 8,4% de los empleados españoles trabajaban desde casa, habitual u ocasionalmente. ¿Y eso es mucho o poco?

Pues ese porcentaje se disparó hasta el 19,1% en 2020, coincidiendo con el Estado de Alarma por la pandemia. Pero el fin de las restricciones ha vuelto a llevar a la presencialidad a muchos de esos trabajadores. Según la EPA, en el primer trimestre de 2022 alrededor del 13% de la población ocupada (unos 2,6 millones de personas) estaban teletrabajando

Evolución del teletrabajo en España

En países como Finlandia o Irlanda el porcentaje de teletrabajadores supera el 20%, según Eurostat. Pero lo cierto es que la estructura de la economía española -donde el sector servicios supone un 67% del PIB- dificulta enormemente que las cifras de teletrabajadores puedan alcanzar cotas de otras potencias. Hostelería, turismo, ocio o cultura emplean a cientos de miles de personas donde el trabajo en remoto no es factible por el trato con el público.

El propio Gobierno de España ha establecido un nuevo plan de teletrabajo para determinados funcionarios. ¿La razón? Además de apostar por la conciliación, el Ejecutivo quiere reducir el gasto energético que suponen los desplazamientos, en un contexto económico complejo por los elevados precios de la energía y los combustibles.

Pero teniendo todo esto en cuenta, ¿cuáles son las ventajas y desventajas del teletrabajo entonces para la carrera profesional?

Informe tendencias 2022

¿Tiene ventajas para la carrera profesional el teletrabajo?

Si atendemos a lo que dicen las encuestas a trabajadores, el desarrollo profesional y la motivación laboral se ven claramente beneficiadas por el trabajo en remoto. Según el Estudio Estado de la salud del empleado en la empresa, realizado por Cobee en colaboración con DKV, Gympass y ifeel, el 77% de los encuestados afirma que trabajar desde casa le ha ayudado a reducir sus niveles de estrés. Además, un 58% cree que esta situación permite que su concentración y productividad sea mayor.

Es decir, los propios trabajadores consideran mayoritariamente que teletrabajar les ayuda a ser más productivos. El ahorro de tiempo por no necesitar desplazamientos, la tranquilidad y la alta digitalización de muchas profesiones son algunas de las razones que explican esta situación.

Esta mejora del bienestar del empleado también se refleja en su interés por seguir formándose y mejorar sus aptitudes: a menor estrés, mayor disposición para seguir aprendiendo nuevas habilidades. De hecho, los sectores de una alta cualificación técnica y digital son los que mayor ratio de teletrabajadores poseen.

Teniendo en cuenta todas estas ventajas, ser una empresa que permite total o parcialmente el teletrabajo ayuda a retener o conseguir más talento. Por un lado, los empleados ‘felices’ con sus condiciones laborales seguirán queriendo pertenecer a la organización y, por otro, la propia empresa será más atractiva para otros trabajadores que estén buscando nuevas oportunidades con más flexibilidad.

Y en este punto es donde encontramos el gran problema al que se enfrenta en la actualidad el mercado laboral: la Gran Renuncia. Miles de empleados se niegan a continuar en sus empresas con las actuales condiciones y una de ellas es, precisamente, la obligatoriedad de volver a las oficinas una vez superada la peor etapa de la pandemia.

Descárgate el ebook de la Gran Renuncia

¿Y cuáles son las desventajas de teletrabajar en el CV?

Pese a todo, no todos los trabajadores y empresas ven positivamente el teletrabajo o, al menos, no un empleo 100% remoto. Un reciente estudio de LinkedIn señala que uno de cada dos empleados considera que trabajar a distancia le perjudicará en su carrera laboral.

De hecho, otro estudio de Sharp señalaba también que el 70% de los trabajadores menores de 45 años considera que prolongar durante mucho tiempo el teletrabajo le afectaría negativamente en su proyección profesional.

¿La razón? Los mitos sobre el teletrabajo persisten. La histórica falta de flexibilidad en muchas empresas lleva a los trabajadores a percibir que las personas que decidan trabajar desde sus casas van a tener peores condiciones laborales a medio plazo. 

Consideran que estar fuera del alcance visual de sus jefes puede suponer un factor negativo frente a los compañeros que sí acuden físicamente a las oficinas. ¿Es más fácil conseguir un aumento salarial si estoy en mi puesto que en casa? ¿Podré ascender si no voy a la oficina? Estas y otras preguntas, muy subjetivas, tienen más que ver con la cultura de la empresa que con los objetivos de la misma.

Las desventajas del teletrabajo en la carrera profesional tienen un carácter más basado en la percepción que en la realidad

En suma, las desventajas del teletrabajo en la carrera profesional tienen un carácter más basado en la percepción que en la realidad. La pandemia ha acelerado la digitalización de muchas medianas y grandes empresas y los flujos de trabajo se han adecuado a las necesidades actuales.

Aún así, las compañías con estructuras más rígidas y que, en cierto modo, premian la presencialidad, sí que podrían premiar o promocionar a unos trabajadores frente a otros ateniéndose a factores más subjetivos, como su lugar de trabajo, frente a sus méritos y logros. 

¿Quieres estar al día sobre beneficios para empleados?