Blog Home

Qué es la motivación laboral y cuáles son sus beneficios

Ruben Folgado |

Seguro que has escuchado muchas veces a alguien decir: «no estoy motivado en el trabajo». Pero, ¿sabes qué se esconde detrás de esta idea? Retener el talento y mejorar la productividad son dos de los factores que más preocupan a cualquier empresa. Y en este binomio entra en juego un elemento muy importante: la motivación laboral. Los recursos humanos han evolucionado muchísimo en los últimos años y ahora esta motivación se ha convertido en una pieza fundamental para conseguir un clima empresarial atractivo.

En este artículo te desvelamos cómo conseguir una motivación empresarial eficaz entre tu plantilla.

Tabla de contenidos

1. La importancia de tener empleados motivados

¿Conoces a alguien que se queja de su jefe o de su empresa? Si es así, posiblemente estás ante una persona desmotivada. ¿Y eso qué conlleva? Desde un punto de vista conceptual, la motivación laboral hace referencia a las posibilidades que tiene cualquier empresa para implicar a sus trabajadores. De esta forma, se preocupan más por maximizar su rendimiento y cumplir con los objetivos.

Por esta razón, motivación laboral y productividad son dos conceptos que a lo largo de los años se han vinculado más estrechamente. Ninguna compañía que pretenda retener el talento de los millennials o de la generación Z puede obviar las diferentes herramientas que existen dentro de los recursos humanos para apostar por la motivación laboral.

Y para conseguir ese compromiso laboral de los trabajadores y construir una estrategia existen diferentes herramientas que te vamos a desgranar.

2. Tipos de motivación laboral

  • Motivación intrínseca: en este caso, la motivación viene por una satisfacción personal de cada uno. Es decir, no necesita a una fuente externa (como un jefe o compañero), sino que es una autoestimulación. El ejemplo más claro de motivación intrínseca es el trabajador que se siente cómodo y útil realizando una actividad que, objetivamente, se le da bien. Está preparado para el puesto y obtiene buenos resultados. 
  • Motivación extrínseca: a diferencia de la anterior, en la extrínseca sí que hay un agente exterior. Suele estar relacionada con el reconocimiento de los otros (la más común). En este tipo de motivación la empresa tiene que ser más proactiva para conseguir que mejore el rendimiento del empleado apostando por diferentes actuaciones.
  • Motivación positiva: las recompensas o premios determinan este tipo de motivación. Por ejemplo, si consigues cierto objetivo, tu empresa te puede dar un bonus o alguna otra gratificación en especie.
  • Motivación negativa: en este caso, el factor determinante está ligado a un castigo o amenaza que puede sufrir el trabajador si no hace su trabajo bien.
  • Motivación primaria: el individuo busca satisfacer sus necesidades básicas.
  • Motivación social: el trabajador quiere conseguir la aceptación social en un grupo y por eso hace determinadas actividades.
Informe tendencias 2022

3. Ventajas de los trabajadores motivados

La motivación profesional es algo que tanto los trabajadores como los departamentos de recursos humanos cada vez tienen más presente. De un contrato con un sueldo fijo se ha pasado a una relación laboral en la que el empleado valora el salario emocional, la posibilidad del teletrabajo o los beneficios sociales y la retribución flexible.

Aunque la lista podría ser casi infinita, estos son los principales beneficios de la motivación empresarial:

  • Más productividad: un empleado feliz será siempre más productivo. Al sentirse cómodo en un ambiente laboral óptimo, luchará por conseguir sus objetivos e, incluso, mejorarlos. El reconocimiento y el compañerismo serán sus alicientes.
  • Más innovación: los equipos contentos son capaces de tener más claridad mental para crear ideas más innovadoras que ayuden a la empresa a seguir creciendo. Además, también son capaces de optimizar los procesos ya existentes para mejorar la calidad del trabajo de todos los equipos.
  • Menos absentismo laboral: la motivación en el trabajo también consigue reducir el absentismo laboral, ya que los empleados tienen menos estrés. Según algunos estudios y el propio INE, casi un millón de personas faltan cada día a su puesto de trabajo en España. 
  • Más compromiso: un trabajador comprometido con su empresa y con un proyecto siempre conseguirá obtener mejores resultados al sentirse parte de un equipo. 

4. Siete técnicas para impulsar la motivación en tu empresa

Para conseguir la ansiada felicidad en el trabajo existen múltiples herramientas y técnicas. Aquí te desgranamos algunas de las principales señaladas en los últimos años por prestigiosas universidades y escuelas de negocios:

  • Beneficios sociales: las ayudas que aprueban las empresas en forma de Beneficios Sociales, como las que ofrece Cobee, son clave para conseguir mejorar la motivación empresarial. Se trata de una forma de remuneración no dineraria que reciben los trabajadores como complemento a su sueldo por el trabajo desempeñado. El Seguro de Salud, el Cheque Restaurante o la Formación se encuentran entre los beneficios sociales más valorados por los empleados, según el Informe de Tendencias en Beneficios para empleados Cobee.  
  • Retribución flexible: la Retribución Flexible es otro de los mecanismos para mejorar la motivación laboral. Por ejemplo, con la tarjeta de Cobee el empleado puede destinar parte de su salario bruto al consumo de determinados productos o servicios a un precio inferior al del mercado. ¿Y esto por qué? Porque al pagar desde su salario bruto, el empleado conseguirá una exención fiscal total o parcial en su IRPF. En esta guía puedes encontrar todas las claves sobre los servicios que puedes tener en tu empresa a través de la Retribución Flexible.
  • Flexibilidad laboral y teletrabajo: tras la pandemia, la flexibilidad horaria y el teletrabajo se han impuesto en muchos sectores. Las empresas se han adaptado a esta demanda  y ofrecen a sus equipos jornadas laborales flexibles y la posibilidad de teletrabajar parcial o totalmente. Estas medidas son muy valoradas por los trabajadores y es uno de los mecanismos que más influyen en la motivación laboral o, incluso, a la hora de abandonar un puesto de trabajo, como ha dejado de relieve la ya conocida como gran renuncia. Cada vez más trabajadores (sobre todo los más jóvenes) están dispuestos a renunciar a su empleo si no se les permite teletrabajar o conciliar.
  • Teambuilding: las actividades de equipo fuera o dentro de la oficina ayudan a crear un clima laboral óptimo. Desde concursos de cocina hasta escapadas, pasando por competiciones deportivas. Todo este tipo de iniciativas fomentan el compañerismo y el sentimiento de pertenencia.
  • Planes de carrera y formación: en un mercado laboral altamente competitivo y con habilidades que cada vez son más amplias y variadas, muchos empleados valoran que sus empresas les ayudan a seguir formándose a través de planes de formación. Y en este caso también ‘ganan’ ambas partes: el empleado gana o mejora aptitudes y la empresa refuerza el talento de su plantilla.
  • Objetivos e incentivos: si la compañía tiene unos objetivos claros que cumplir, los empleados se sienten más cómodos al tener cuantificadas sus metas. Además, si esos objetivos se complementan con incentivos, harán que los trabajadores vean todavía más sentido a su labor dentro de la organización.
  • Transparencia: las empresas que comparten toda la información con sus empleados crean una atmósfera mucho más propicia para conseguir una motivación empresarial real. 

En definitiva, si quieres atraer y retener el mejor talento dentro de tu empresa, piensa en cómo impulsar la motivación laboral con una estrategia de recursos humanos enfocada realmente en los trabajadores.

¿Quieres que tus empleados formen parte realmente de tu empresa?

Da un paso al frente y diseña un plan de beneficios a medida.

¿Quieres estar al día sobre beneficios para empleados?