Blog Home

Employer Branding: qué es, ventajas y ejemplos

Cobee Team |

Hablar de Employer Branding es hablar de marca de empresa o marca empleadora, entendida como la reputación que tiene una empresa entre trabajadores actuales y futuros. Un concepto que juega un papel clave en la guerra por la captación y retención de talento cualificado.

Hasta hace pocos años, la reputación de una compañía se medía por la calidad, atractivo o aceptación de sus productos o servicios. Hoy en día, es igual de importante la imagen que proyecta la empresa hacia sus propios empleados: el Employer Branding. En este artículo, desgranamos este concepto al que le deben tanto las grandes corporaciones del momento.

Tabla de contenidos

1. Qué es el Employer Branding

Podríamos definir Employer Branding como la capacidad de una empresa para otorgar a su plantilla un importante valor añadido más allá de la nómina. Nos referimos a una propuesta de valor que trasciende de lo económico, que toma en consideración otras necesidades de los trabajadores como parte de la compensación total.

Esa propuesta de valor será además la que trascienda al exterior de manos de los empleados y la propia marca en forma de reputación. Según el estudio «The State of Corporate Reputation in 2020: Everything Matters Now» creado por Weber Shandwick, la reputación de una empresa representa el 63% de su valor de mercado. De ahí la importancia de cuidar la marca empleadora y crear una buena imagen.

Esta nueva forma de entender la relación entre empresa y plantilla consolida un modelo de desarrollo exitoso. Un modelo basado en las opiniones de los empleados y sobre todo, en sus vivencias dentro de la empresa que son, al fin y al cabo, la razón de estas opiniones. Como resultado, mayores cotas de eficiencia, productividad y rentabilidad. 

2. Ventajas del Employer Branding en el camino hacia el éxito

Resulta indudable que esta nueva forma de crear marca, poniendo al trabajador en el centro de la política empresarial, conlleva enormes ventajas. Si los mejores profesionales desean formar parte de la organización, esta se asegura un capital humano de primera línea.

Enumeramos las principales ventajas de incorporar una perspectiva de Employer Branding a la política interna de la empresa:

1. Mejora la retención y captación de talento consolidado en la compañía.

2. Aumenta el compromiso y afiliación a los valores de la marca.

3. Añade un valor añadido diferenciador respecto de la competencia.

4. Incrementa la motivación extra de la plantilla y, con ella, de participación.

5. Reduce los índices de absentismo, los niveles de estrés y la rotación de profesionales.

6. Aumenta la confianza, no solo de los trabajadores, sino de los proveedores, clientes y potenciales clientes.

7. Refuerza el prestigio social de la marca y de su posicionamiento en el mercado a través de valores loables.

3. Cómo mejorar el Employer Branding

El Employer Branding será exitoso en la medida en la que lo sea la Experiencia del Empleado diseñada por la empresa. Es decir, si el viaje del empleado está bien dibujado, si se han tenido en cuenta todos los puntos para mejorar el bienestar del empleado, la imagen que la marca proyecte hacia fuera (Employer Branding) también lo será. 

Para ello, hay una serie de factores que ayudan a que la experiencia del empleado sea mejor y, por tanto, la reputación de la marca:

  • Bienestar emocional
    Las direcciones empresariales han entendido que el compromiso con el empleado va más allá del sustento económico. Ahora entra en juego la salud física y psicológica, con un claro impacto en la implicación, eficiencia y productividad del empleado.

  • Ambiente laboral
    La cultura de empresa es uno de los puntos clave para conseguir que un empleado se sienta agusto. Garantizar un buen ambiente de trabajo, jornadas laborales flexibles, ayudas a la conciliación o actividades de equipo, por ejemplo, deben ser parte de la cultura.

  • Comunicación
    Para que el empleado pueda hablar de su empresa y crear una imagen positiva de cara al exterior es fundamental que conozcan todos los beneficios y ventajas con los que cuenta. Para ello, los equipos de Recursos Humanos deben realizar un esfuerzo por comunicar, por un lado, y recoger las necesidades de los empleados, por otro.
  • Planes de beneficios sociales flexibles 
    La compensación se ha convertido en la herramienta fundamental del Employer Branding. Tanto es así que estos últimos años los beneficios sociales han servido para canalizar esa nueva cultura del respeto y de la contribución a la satisfacción del empleado.

    Planes que incluyen la posibilidad de contratar seguros médicos a buen precio o servicios de educación infantil de 0 a 3 años, por poner dos ejemplos. Servicio de fisioterapia, gabinete psicológico, plataformas de contenidos online… Todos ellos, altamente demandados por los trabajadores, forman el extenso catálogo de los nuevos planes de beneficios para empleados.
beneficios más valorados

4. Implantación del Employer Branding: presencia digital y redes sociales

Hace una década, solo mega corporaciones como Google podían permitirse adoptar una estrategia de Employer Branding integral. Hoy en día, hasta la empresa más pequeña puede hacerlo. La propia página web, la presencia digital de las marcas en medios y, sobre todo, las redes sociales se han convertido en el principal canal de comunicación de Employer Branding. 

A la hora de implantar una buena estrategia de Employer Branding conviene tener en cuenta 3 pasos:

  1. Mejorar la presencia online global
    La web es nuestra cara en Internet, pero no la única. Si queremos atraer talento, permitir al candidato acceder a información de la empresa actual y positiva es fundamental. Una buena estrategia de contenidos corporativos en prensa, por ejemplo, ayudará a que la presencia digital de la empresa despegue. 
  1. Impulsar la interacción del empleado satisfecho en redes sociales
    Las redes sociales son el mejor escaparate para futuros empleados que se dedican a buscar trabajo en portales online. LinkedIn se ha convertido en la principal plataforma de búsqueda empleo y el primer lugar al que un candidato acudirá a buscar información sobre la empresa. Por eso, animar al empleado a interactuar y compartir sus experiencias en la empresa, ayudarán a los futuros candidatos a conocer mejor la marca.
  2. Cuidar los diferentes perfiles digitales
    En una época en la que cada vez existen más portales de valoración de empresas, hay que esforzarse por “controlarlos” todos. Además pueden ser los mejores indicadores si algo no va bien… Una reseña negativa en Google empresas o 2 malas valoraciones en Glassdoor, por ejemplo, pueden dañar la reputación de la empresa seriamente. De ahí la importancia de conocer todas las páginas en las que se habla de la empresa. 

5. Casos de éxito de Employer Branding

Para ilustrar una buena estrategia de Employer Branding, nada mejor que contar con 2 de los grandes referentes: 

Google

El gigante tecnológico estadounidense le debe buena parte de su fama a las condiciones de trabajo que proporciona a sus profesionales. Dichas condiciones han convertido a Google en un referente o, en otras palabras, en ese lugar ideal en el que trabajar.

Las imágenes de sus instalaciones, con multitud de salas dedicadas al esparcimiento; la flexibilidad de las jornadas laborales, los beneficios sociales concedidos a los empleados… Todo ello ha contribuido a modelar la imagen de Google hasta convertirla en algo muy próximo a lo que entendemos por empresa ideal.

Lo ha hecho no solo para sus actuales empleados, sino para quienes ansían formar parte de la organización. Esta faceta se ha transformado en una importante ventaja competitiva en el mercado de talentos.

Y más importante aún, lo ha logrado también de cara a los consumidores, que gracias a esa percepción han mostrado mayor confianza en la marca.

Hoy en día, Google sigue avanzando en esta forma de entender la empresa, con políticas de personal como la apuesta por la diversidad en sus plantillas a nivel internacional.

Netflix

La gran plataforma de contenidos multimedia basa su cultura empresarial en el bienestar de sus empleados. Les brinda importantes privilegios como vacaciones ilimitadas y flexibilidad a la hora de elegirlas. 

De sobra conocido es su posicionamiento respecto a la baja de paternidad: «Our parental leave policy is: “take care of your baby and yourself. New parents generally take 4-8 months», señala la compañía en su página web.

En Netflix, la baja por paternidad está retribuida al completo durante los 12 primeros meses.

¿Quieres conocer el impacto que un plan de Beneficios Sociales puede tener en tu Employer Branding?

Nuestro equipo estará encantado de contarte los casos de éxito de algunos de nuestros clientes. Contáctanos, sin compromiso

¿Quieres estar al día sobre beneficios para empleados?