Blog Home

5 formas de mejorar la motivación de los empleados

Cobee Team |

Empleados motivados: una llave hacia el éxito corporativo de la que muy pocos empresarios desean prescindir. No hay duda. Mejorar la motivación de los empleados es crucial para el buen desarrollo de cualquier actividad. La motivación de los empleados comienza por su toma en consideración no como meros ejecutores de tareas mecánicas, sino como parte fundamental de la corporación y como valor activo. A partir de ahí, la trasparencia, los programas de proyección profesional o los beneficios sociales puedes ser motores de motivación.

Tales son las certezas sobre las ventajas de la motivación en los empleados que la pregunta no es por qué debemos motivar a nuestra plantilla sino, cómo podemos hacerlo. A continuación vemos 5 formas indispensables para mejorar la motivación de los empleados:

Tabla de contenidos

1. Transparencia

Hoy en día, la transparencia no se valora como cualidad, se exige. Transparencia en los contratos, en los conceptos que conforman las nóminas, en la definición de las actividades a desempeñar y de las responsabilidades, en los objetivos empresariales, en la estrategia a seguir, en los obstáculos presentes y futuros…

La plantilla quiere estar informada sobre la actividad empresarial. También quiere estarlo sobre la repercusión de su propia actividad en la misma. Y, en consecuencia, pide a la empresa información, honestidad y claridad al respecto.

Es decir, la empresa ha de ver en sus profesionales un elemento clave hacia el éxito. Por un lado, como posibles suscriptores de su marca, actividad y productos, también de sus valores. Por otro, como palancas de innovación e impulsores del cambio. Solo reconociendo su valor y favoreciendo la trasparencia de cada acción se conseguirá mejorar la motivación de la plantilla

2. Participación

Participar de los retos del mañana, de los proyectos ambiciosos, pero también de los beneficios. Realizar consultas abiertas a los trabajadores es el primer paso para garantizar su participación en la empresa.

Estas consultas pueden realizarse para la mejora de aspectos organizativos, de seguridad o de perfeccionamiento del propio producto o servicio. Al fin y al cabo, quién mejor que la plantilla conoce la actividad de la compañía, sus defectos o la respuesta de los consumidores.

Contar con la opinión de los trabajadores en la mejora de sistemas productivos, de atención al cliente o de diseño de artículos es crucial. No solo para hacerles partícipes de la marca, sino para alcanzar la motivación deseada. El reto de participación es ahora más sencillo que nunca. Existen herramientas digitales capaces de habilitar canales de comunicación permanentes entre la plantilla y el departamento de RRHH. Estas soluciones brindan una doble ventaja: mejoran la relación entre los empleados y la dirección, y ahorran tiempo y trabajo a los responsables de personal.

3. Reconocimiento

El reconocimiento es fundamental. Dice mucho de una empresa, de los valores que la sustentan y de la importancia que concede al bienestar de sus trabajadores y trabajadoras en el seno de la firma.

A todos nos gusta que nos feliciten por el trabajo bien hecho y que nos compensen, de alguna forma, aunque no sea dineraria, el esfuerzo realizado. Un menú degustación en un buen restaurante por la implicación en un proyecto determinado, dos noches de hotel en una ciudad de ensueño por el trabajo bien hecho o la concesión de un plus económico como gratitud a todo un año de implicación son algunos ejemplos.

Este tipo de reconocimientos, si bien apenas suponen un coste para la empresa, son importantes para el profesional, pues siente que su trabajo y esfuerzo no han pasado inadvertidos. Para que un empleado alcance el máximo nivel de implicación en la compañía, ha de garantizarse un escenario idóneo, un ambiente de trabajo y condiciones laborales beneficiosas.

4. Apoyo

El día a día no es fácil para nadie. Armonizar la vida familiar, personal y laboral es harto complicado. Por eso, aquellas empresas que rompen una lanza en favor de la conciliación son enormemente valoradas por sus profesionales.

Es más, ese capítulo representa una ventaja importante a la hora de atraer nuevos talentos a la empresa y de retener los ya existentes.

Flexibilizar la jornada laboral, permitir el teletrabajo en cierto grado, conceder días de asuntos propios… Son medidas que apoyan de forma decisiva no solo a los empleados, sino a sus familias. Inevitablemente, conducen a una adhesión de los trabajadores a su empresa y, claro está, a la motivación.

5. Mejora de las condiciones y beneficios sociales

A veces, para que las cosas sigan igual, hace falta cambiarlas. No lograremos que una plantilla esté contenta de por vida si no mejoramos sus condiciones en el puesto de trabajo. Y para mejorar la motivación hace falta adecuar, modernizar y evolucionar.

Es decir, no nos referimos solo a garantizar un aumento en el salario, sino a ofrecer ventajosas oportunidades de incrementar las partidas retributivas a través de conceptos valiosos para los trabajadores y trabajadoras de hoy en día. 

Añadir nuevos beneficios sociales a los planes de compensación es la clave. Nos referimos a proporcionar beneficios flexibles y a la carta, capaces de satisfacer cualquier necesidad del empleado. Dentro de estos beneficios, puedes optar por un plan de Retribución Flexible, que además les permitirá beneficiarse de importantes descuentos en la declaración de la renta.

Estamos hablando de servicios como seguros de salud, formación bonificada, préstamos bancarios, plataformas de entretenimiento, servicios deportivos y un largo etcétera capaz de mejorar la calidad de vida de los trabajadores a un mejor precio.

Empleados motivados, empresas prósperas

Ningún trabajador que no tenga confianza ni crea en su  empresa va a trabajar concienzudamente por su futuro. Aquel empleado que no comparta los valores y motivaciones de la marca que representa, difícilmente contribuirá a su progreso decididamente. 

Las grandes multinacionales no se construyen con capital humano listo para actuar de forma mecánica y complaciente. Las marcas que llegan lejos son aquellas que se rodean de personal motivado, que se cree el mensaje que lanza su empresa, que lo defiende y mejora.

Compartir el punto de vista de la compañía es fundamental, pero para ello, esta debe brindar su confianza a quienes hacen posible la actividad diaria. Y la confianza se construye en torno a la honestidad, el respeto y la convicción de que si la compañía gana, ganan todos los que forman parte de ella.

¿Quieres que tus empleados formen parte realmente de tu empresa?

Da un paso al frente y diseña un plan de beneficios a medida.

¿Quieres estar al día sobre beneficios para empleados?